Monday, April 9, 2007

Jacarandas


Se terminó la vacación!
En los días anteriores se me hacía envidiar a todos aquellos que pueden irse a la playa.
La envidia termina ahora domingo -y todos los días que están por venir- cuando la gente llega a las oficinas roja como camarones, soportando entre risas nerviosas las grandes quemaduras solares, las manchas y ampollas llenas de líquido que se ha formado en las espaldas y los hombros.
Si acaso la epidermis y la dermis no se les cae en tiras, los ánimos sí. Sinceramente no encuentro a nadie que disfrute su primer día después de una semana de descanso.
Eso de venir "fresquitos" es la peor excusa que pudieron haber inventado los profesores de primaria, elemento que se ha copiado casi al carbón a todo el sistema de plan superior, empresa privada y gobierno. El mito retumba en los jefes, con la impúdica idea que al regresar luego de un par de días libres los ánimos están por los aires, cuando en realidad, apenas pueden reptar hacia lo cotidiano.
Total, al final la pasé visitando a viejos amigos. Uno de ellos, Toño Molina, quien actualmente estrena casas en "Las Jacarandas", en el valle de Zapotitan, de ahí la foto el árbol en el atardecer.
Toño esta casado y tiene gemelas, supo de la capacidad genética de su esposa hacia los embarazos múltiples cuando le dieron el resultado de los exámenes de embarazo. Las niñas nacieron y actualmente están a mi parecer mucho más vivas que él. Eso sí faltará ver si son tanto o más "virgas" que su distinguido padre.
Por lo que ví siguen su mismo camino.
Pueden ver a una de ellas en la foto lateral, basta decir que la otra niña es idéntica, así que prácticamente ven a las dos.

3 comments:

Chamba said...

Jorge,es notable que visites a Toño Molina justo en Abril 8.... ¿captas?... y felicidades.

el antropologo inocente said...

jajajaja! se me olvido fregarlo con eso.

Blanca Abarca said...

Que lindas fotos