Monday, August 18, 2008

Jucuapa

He regresado a Jucuapa, al sitio que dejé en 1951, lo dejé antes de haber nacido, incluso antes que mi madre naciera, cuando el terremoto golpeó con fuerza el pueblo y mi familia consideró a bien mudarse a San Salvador. Todos ellos se fueron a una casa que construyeron a lo que entonces en las orillas del antiguo San Salvador, muy cercano al Parque Cuscatlan, y del Hospital donde yo nací.
Ahora 57 años más tarde regreso a Jucuapa, al menos yo, mi familia -muchos de los cuales ya no están con nosotros- nunca se fueron, regresaban a temporar todos los años, para las cortas de café y pasar algunas semanas.
Jucuapa es una ciudad, aunque las ciudades en el interior del país nunca se le quita lo pueblerino, pequeña, tranquila y relativamente fresca, cuando niño la visitaba. Cuando El Salvador estalló en los 80´s dejé de visitarla, en esa época todo el mundo tenía la paranoía que la guerrilla se llevaba a los niños y jóvenes a las montañas.
Luego con la llegada de la paz tenía otros intereses, en los últimos años un empleo que tuve -que un día escribiré sobre él- me dejó con menos tiempo de visitarla, hasta ahora, en un momento de mi vida que he valorado lo que realmente vale la pena.
Por que si hay algo que vale la pena en la vida, son los patrimonios de la familia, un esfuerzo continuo de generaciones.
Así que aquí estoy en el rio de los jocotes (del nahuat: jucut=jocote, apa=rio) .


4 comments:

Chamba said...

Nunca fuí a conocer Jucuapa a pesar que creo que planee cientos de veces ir.

Enhora buena por el reencuentro con las raices.

Hasta luego Lucas...

Arbolario said...

Hola, Jorge. Gracias por tu visita a mi blog. Me llamaron mucho la atención tus Cuentos Marcianos. ¿Tenés cuentos más largos? Me gustaría leerlos.

Salvador.

el antropologo inocente said...

Si los Cuentos Marcianos, los tengo... estamos en platicas con la editorial Lis que aceptaron publicarlos, Practicamente ya esta todo, incluso el arte que me lo hizo Ricardo Barahona -quien animó con al MUPI los cuentos de Salarrué-lo que aparece en el blog es solo una seccion de uno de los cuentos.

Elena said...

Jucuapa, Jucuapa!
Muy lindas sus tías