Sunday, March 9, 2008

Las ideas tontas del turismo cultural salvadoreño

Elena Salamanca (este es su blog) , es escritora y periodista, ahora se pasa una estadía de estudios en España, y esta semana han publicado un pequeño artículo de opinión en la revista Enfoques, me ha parecido estupendo, por que pone el dedo justo donde más arde, se llama ideas tontas, es de leerlo (aqui el enlace).

1 comment:

Chamba said...

Estupenda la columna de Elena.

Es denunciable tal comportamiento en El Salvadior, ya basta con el comportamiento de siempre, de colocar personal no cualificado en puestos tan vitales en un pais que dice "apostar por el turismo".

Y es que la realidad de "apostar por el turismo" en nuestro país cree ser construir hoteles tras hoteles de playa y encerrar a los turistas ahí. Pero esto sucede porque la gente que tiene en sus manos el turismo lo menos que entienden es el verdadero espiritu del turista. He preguntado a 20 compañeros de trabajo aqui en Palma (todos Españoles) y ellos han dejado claro que si van a hacer un viaje un sitio tan lejano lo último que quieren es ir a encerrarse a un hotel o ponerse ciego con cerveza en la orilla de una piscina, para eso está Mallorca, Tenerife y toda la costa de Andalucía aqui mismo en España (o Europa); ellos quieren ir a conocer los misterios de una civilización antigua o las infraestructuras coloniales que tanto estudiaron en el colegio.

"La vida es playa" no es lo que busca el turista extranjero, o "Ultramarino" como a mi me gusta decirle, tenemos que apostar por lo que es único y propio de nuestra cultura.

Con lo que se construye un complejo hotelero en la costa ¿no se pudieran rehabilitar iglesias, sitios arqueológicos, etc.? Y es que como no hay expertos, el concepto de "restaurar" no existe verdaderamente en nuestro medio. Un ejemplo simple: busquen por google "El Castillo de La Mota" o "El Castillo de Peñafiel", eran ruinas descuidadas para finales de los 70´s, pero tras un cuidadoso trabajo de restauración, que a fecha de hoy sigue, son lugares de impactante belleza.

Ya sé que es ridículo comparar lo que España invierte en restauración de patrimonios contra lo que tiene El Salvador, pero la verdadera diferencia no inicia "en cuanto" se tiene para restaurar, sino que en tener "la idea clara" de que es restaurar, por que si, hay que invertir, e invertir mucho para obtener tales resultados que se pagará con cientos y cientos de turistas que vendrán de ultramar para verlos.

Espero que algún día llegue alguien que tenga esa idea clara a nuestras instituciones de turismo y que finalmente le dé a nuestro patrimonio el impulso y respeto que se merece.

Hasta luego Lucas...